EN TULUÁ UN CIRUJANO LE PEGÓ LA MANO A JOVEN AL QUE SE LA HABÍAN AMPUTADO CON UN MACHETE

En la Clínica San francisco el cirujano Francisco Villegas le pego la mano a un joven al que le amputaron la mano derecha con un machete en inmediaciones del peaje de la Uribe.

El joven hincha del equipo millonarios había salido de Bogotá como mochilero para asistir a un partido de su equipo de fútbol.

Como si se tratara de un verdadero milagro, un joven de 21 años, a quien desconocidos le amputaron de un machetazo su mano derecha, volverá a sonreír gracias a la pericia y dedicación de un médico cirujano plástico reconstructivo que le “pegó” esa parte del cuerpo en un procedimiento que se prolongó por espacio de diez horas.


El procedimiento quirúrgico se llevó a cabo en la clínica San Francisco de Tuluá, en donde labora desde hace varios años el médico, Francisco Javier Villegas Alzate, un profesional de la Medicina que hace verdaderos milagros.
Según la victima de este ataque un joven de 21 años e hincha del equipo millonarios, dos hombres que se movilizaban en una motocicleta lo atacaron con un machete metros antes del peaje de la Uribe cuando él se desplazaba con grupo de amigos con quienes había salido desde Bogotá para asistir a Ipiales a un encuentro deportivo entre el Pasto y Millonarios.

La victima de este caso de intolerancia dijo que los agresores huyeron sin dejar rastro. Teniendo en cuenta la experiencia del médico Francisco Villegas, quien ha realizado con éxito 19 reimplantes de este tipo y que la clínica San Francisco de Tuluá cuenta con los equipos y elementos necesarios para hacer esta clase de procedimientos, fue que los médicos del hospital San Bernabe del municipio de Bugalagrande tomaron la determinación de remitir a ese paciente.


Con el apoyo de un anestesiólogo y varios asistentes, el doctor Villegas, utilizando un microscopio especial, empezó a unir una a una las arterias, las venas, los tendones, las articulaciones, los huesos con un acero quirúrgico y los nervios que son los “cables” que transmiten la electricidad desde la columna y el cerebro a esa extremidad.


Según el médico Villegas se trata de un trabajo muy dispendioso, porque es unir pequeñas mangueras (las venas) hasta de dos milímetros de diámetro.
Una de la operaciones relevantes y que los medios de comunicación resaltaron a nivel nacional, se llevó también en la clínica san francisco cuando el médico Villegas Alzate le reimplantó el brazo izquierdo a una ama de casa de 35 años que minutos antes sufrió la amputación total de la extremidad superior por un accidente de tránsito que se registró en la doble calzada a la altura del municipio de Bugalagrande.

Meses antes, un campesino del corregimiento de Puerto Frazadas, zona montañosa de Tuluá, tuvo la suerte de recuperar la mano derecha luego de perderla en una riña.
En el caso del joven de 21 años, que se encuentra en recuperación en la clínica San Francisco se requiere, que haga terapias durante los próximos seis meses para que pueda recuperar totalmente la movilidad de su mano derecha.

Gracias a la técnica de microcirugía que utilizó el doctor Francisco Villegas, cualquier parte del cuerpo que haya sido amputada puede ser reimplantada, pero siempre y cuando existan las condiciones ideales de tiempo, disponibilidad y si el paciente se encuentra en buenas condiciones para soportar el procedimiento.

Administradora Krime 24/05/2019

Comentarios

Entradas Recientes

Las 10 max

Share

×